domingo, 26 de abril de 2015

Quizás alguna vez fuimos árboles...

Mi primera salida al volver fue, como no! visitar a mis viejos amigos árboles...

Nos conocemos hace tiempo y he tenido la inmensa suerte de pasear en soledad por esos queridos bosques...

Esas maravillosas hayas con sus brazos alzados al cielo...



 Si cierro los ojos, recuerdo cuando nos conocimos, una gruesa y tupida alfombra roja crujia bajo mis pies, las doradas hojas brillaban bajo el sol y no pude menos que tumbarme bajo su sombra, cerrar los ojos, respirar su aliento y dar gracias por semejante regalo. Todas las hadas del bosque debían vivir allí...

Ahora, después de los destrozos que ha sufrido, es tan triste la visita...la alfombra ha desaparecido, las hojas empiezan a brotar aunque... no se si volverán las hadas...pero, los amigos están para lo bueno y lo malo.



y dejo al "hombre haya" vigilante contra los que le quieran hacer daño...


3 comentarios:

  1. De las tres fotos chulas, hoy me quedo con la "guarreá" me parece una fantasía preciosa en la que casi me imagino al hombre-árbol.
    Un besito, guapa ¡y de mentirosilla nada eh!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaa vale, nada de mentirosilla jajajaja. Besos gordos!!!

      Eliminar
  2. Preciosas las imágenes ,aunque estoy con Montse la guarreada esta espectacular .Que venga el hombre árbol para proteger el bosque de los destrozos !!! Bss

    ResponderEliminar