jueves, 13 de marzo de 2014

Zanpantzar


Zanpantzar o joaldun es un personaje tradicional de la cultura vasca, se desconoce su origen.
Visten enaguas de puntillas, albarcas, chalecos de oveja por hombros y cintura, pañuelos generalmente de cuadros azules al cuello, gorros cónicos con cintas, hisopos de cola de caballo y cencerros de gran tamaño (populunpak) a los riñones. Los cencerros deben sonar al unísono al andar al compás los integrantes del grupo. Su sentido es forzar el "despertar" de la Naturaleza y la expulsión de los malos espíritus tras el invierno haciendo ruido. 


Hoy en día la actuación de Zanpantzarrak  además de anunciar la llegada del carnaval, se ha extendido a otras celebraciones del folclore tradicional vasco y de este modo podemos ver comparsas de Zanpantzar acompañando la cabalgata del Olentzero en Navidad en distintos pueblos del País Vasco y Navarra.



Según la mitología vasca:

" Un personaje tradicional de la cultura vasca, es JOALDUNAK, un pastor muy bueno, que existió en el principio de los tiempos. Era una persona de poco entendimiento, pero de un gran corazón. Se dedicaba a cuidar cabras, y su amor por los animales solo era superado por el amor que tenía a Amalur.
Cada vez que llevaba a pastar sus cabras, llevaba un ramillete de albahacas para la Señora de Anboto y la dejaba en el extremo superior del prado de pastoreo.
Un día Amalur, llegó de su paseo por el monte Txindoki, y decidió llegarse al prado donde Joaldunak cuidaba su ganado.
Este se había retrasado, y se encontró frente a frente con su amada señora. Al verla, se postró en el suelo con los ojos llenos de lágrimas de la emoción.
La Madre, le tomó de los hombros y le hizo incorporarse. Luego le dijo: “Por tu gran bondad, y el amor que me tienes, te concederé un deseo, piénsalo y dime”.
Joaldunak, se acomodó su chaleco de lana y le respondió: “Señora, soy un simple servidor tuyo, no soy digno de pedirte nada. Solo dime qué debo hacer para complacerte y lo haré gustoso”
Amalur, al ver tanto amor y desinterés en el pastor le dijo: “Es mi deseo que anuncies el solsticio a todos los habitantes de mi amada Euskal Herria. De esta forma nadie te olvidará y cada año estarás presente en las celebraciones. Tu, nunca morirás.” Y le regaló un sombrero cónico con cintas y varios cencerros que le colgó en su chaleco, para asegurar el despertar de la naturaleza.
Hecho esto, desapareció volando en su carro tirado por dos pottokas alados."

4 comentarios:

  1. Pues por tus magnificas imágenes ( Vaya esto por delante que si no todavía me vas a pegar bronca,jajaja!!! ) JOALDUNAK sigue bien vivo,ya que cada año se celebra la tradición.no?.
    Besotes,amiga y gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  2. Me han encantado tus fotos y la explicación.
    Gracias preciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Preciosas imágenes ,casi se oyen los cencerros .Cuando los veo me maravillo, como pueden hacerlos sonar ,la fuerza ....y se me erizan los pelos de la emoción.
    Gracias por la explicación .Besotessssss

    ResponderEliminar
  4. Jo que tía !!! Eres como la wikipedia. A partir de ahora antes pasará por esta casa si tengo que encontrar algo ... jajaja
    Un abrazo cencerro .... uyyyyy, que nooooooo, que me he liado. Que quería decir que un beso Sol y que me han gustado los cencerros ... jajaja

    ResponderEliminar